El Consejo y la Cámara Olivícola de San Juan, unidos por el trabajo en común

NOVEDADES

Las entidades firmaron un convenio de colaboración para actividades vinculadas con la medición de datos. Se trata del primer paso para poner en funcionamiento al Observatorio Económico del CPCE

Con la presencia del presidente del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de San Juan, CPN Carlos Landa acompañado por la secretaria, Lic. Lucila Avelín,  y del presidente de la Cámara Olivícola de San Juan, CP Gonzalo Exequiel Lenzano, se realizó la firma de un convenio marco de colaboración que tiene como objetivo “establecer relaciones de complementación, cooperación y asistencia recíproca de carácter académico, estadístico, cultural, tecnológico y de servicio”.

Para materializar este objetivo, se pondrá en marcha una vinculación que involucra al Observatorio Económico del Consejo, que será el encargado de realizar mediciones que sean de utilidad para la Cámara, a partir de datos y estadísticas propios más los que pueda aportar la Cámara Olivícola.

Carlos Landa, presidente del CPCESJ, expresó su satisfacción por el acuerdo alcanzado y manifestó que “se trata del primer convenio que firmamos con esta finalidad y es muy importante, porque permite que el Consejo tenga una llegada a la comunidad con servicios muy concretos. Hoy la actividad de los economistas profesionales cada vez tiene más desarrollo en el C y el Observatorio Económico es un espacio muy importante para este desarrollo, por lo que estamos muy contentos con este convenio”.

Acerca de la metodología de trabajo, el convenio firmado contempla las siguientes acciones:

•          Actuar cada una como organismo asesor de la otra en relevamiento y resolución de problemas sobre temas de su competencia.

•          Colaborar en proyectos de investigación y desarrollo que la contraparte tenga en ejecución, intercambiando información y personal idóneo.

•          Organizar conferencias, seminarios, cursos y otras acciones relativas a temas de interés de alguna de las partes.

•          Desarrollar programas de formación profesional y atención comunitaria que permitan satisfacer las demandas generadas por la comunidad, comprometiendo la participación de los actores sociales en su gestión.